XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

Su majestad el Rey acompañado por los jefes de estado y de gobierno y a la segib, antes del almuerzo ofrecido por el Jefe de Gobierno de Andorra  © Casa de S.M. el Rey

​Su Majestad el Rey asistió a la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra en Andorra la Vella los 20 y 21 de abril bajo el lema: “Innovación para el desarrollo sostenible – Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus”.

Majestad el Rey asistió a la celebración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Previamente, Don Felipe clausuró el XIII Encuentro Empresarial Iberoamericano, acto previo a la Cumbre. Posteriormente, asistió a la cena ofrecida con motivo de la inauguración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

Durante su intervención en la cena, Don Felipe destacó "desde mi primer viaje oficial fuera de España, como Príncipe de Asturias, a Cartagena de Indias en 1983, han sido multitud las ocasiones en las que he tenido la oportunidad de visitar vuestros países estableciendo un hondo y firme vínculo afectivo con todos vosotros. Cualquier hecho o circunstancia que ponga de relieve la cercanía de España con toda Iberoamérica representa para mí, personal e institucionalmente, la mayor prioridad".

Don Felipe acompañado del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del Presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, antes de la sesión plenaria © Casa de S.M. el Rey

Su Majestad el Rey prosiguió su discurso recordando su visita a Andorra en Viaje de Estado con Su Majestad la Reina "vuelvo a visitar Andorra tras el primer viaje de Estado que realizamos la Reina y yo a este querido y hospitalario país −pirenaico e ibérico− hace menos de un mes. Y es aún más extraordinario acudir aquí a una Cumbre Iberoamericana, la primera que organiza Andorra, el miembro más reciente de la Conferencia Iberoamericana, que desde su participación en 2005 ha mostrado un firme compromiso con nuestra Comunidad de Naciones".

Don Felipe subrayó su compromiso con toda Iberoamerica "la cercanía de España con toda Iberoamérica representa para mí, personal e institucionalmente, la mayor prioridad".

Para terminar, Su Majestad el Rey hizo una valoración del país anfitrión en los siguientes términos "Andorra dejará –con su liderazgo y sus logros−, no cabe duda, una valiosa impronta en la historia de las Cumbres Iberoamericanas. Y hoy queremos reconocer sus contribuciones a nuestro acervo compartido, incluido el Compromiso de Andorra sobre Innovación para el Desarrollo Sostenible".

A la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno están convocados a participar Jefes de Estado y de Gobierno, y representantes de los 22 países Iberoamericanos, bajo el lema "Innovación para el desarrollo sostenible. Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus” con, sobre la mesa, temas centrales de la actualidad como la recuperación económica, el acceso a las vacunas y el efecto de la crisis sanitaria sobre los grupos más vulnerables.

En la mañana del día 21, Su Majestad el Rey mantuvo un encuentro, en la Sala 2 del Hotel Sport Hermitage, con el presidente de la República de portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa. En el encuentro, estuvieron presentes, por parte de la delegación española, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, y por parte portuguesa, el ministro de Asuntos Exteriores, Augusto Santos, y el embajador de la República Portuguesa en España, Joao Costa.

Un momento de la sesión plenaria de la XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno  © Casa de S.M. el Rey

Posteriormente, Don Felipe se trasladó a la Sala Grandalla del Hotel Sport Hermitage, para mantener un encuentro con el Cap de Govern de Andorra, Xavier Espot. Durante el encuentro estuvieron acompañados por parte española de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, y el embajador en misión especial para las Cumbres Iberoamericanas, Carlos Abella; y por parte andorrana, el jefe de Gabinete, Guillem Casal, el embajador de Andorra en España, Vicenç Mateu, y la primera secretaria de la Embajada de Andorra en España, Gemma Raduán, entre otros.

Tras los encuentros, Su Majestad el Rey, acompañado de los jefes de Estado y de Gobierno, se dirigió a la Sala Torre I del Hotel Village, donde fue recibido por el ministro de Salud de Andorra, Joan Martínez; el ministro de Asuntos Sociales, Vivienda y Juventud de Andorra, Víctor Filloy; la secretaria de Estado de Salud de Andorra, Helena Mas, y la secretaria de Estado de Asuntos Sociales y Ocupación de Andorra, Ester Fenoll, entre otras personalidades.

Posteriormente, Don Felipe ocupó su lugar en la primera fila para seguidamente el maestro de ceremonias, Martín Rivero, coordinador del Área de Cohesión Social y Cooperación Sur-Sur de la SEGIB, dar la bienvenida y anunciar la proyección del vídeo de presentación de la campaña de vacunación inclusiva de las personas con discapacidad, en el marco del Programa Iberoamericano de discapacidad. A continuación, anunció la participación de la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el ministro de Salud de Andorra, Joan Martínez; la embajadora de la República de Costa Rica, Ana Helena Chacón, y el vicepresidente primero del Grupo Social ONCE y presidente de ILUNION, Alberto Durán.

Finalizada la mesa redonda, tuvo lugar la proyección de un vídeo sobre la importancia de una campaña de vacunación inclusiva de las personas con discapacidad, y acto seguido, el maestro de ceremonias invitó a Su Majestad el Rey a subir al escenario, donde el presidente del Grupo Social ONCE, Miguel Carballeda, le hizo entrega de un cupón de la ONCE dedicado a la XXVII Cumbre Iberoamericana, poniendo fin de este modo la actividad.

Más tarde, Su Majestad el Rey se trasladó, acompañado por los jefes de Estado y de Gobierno y la SEGIB, al restaurante la Borda del Pi, donde tras la fotografía grupo, tuvo lugar el almuerzo oficial en honor de los jefes de Estado Iberoamericanos y de la Secretaria general Iberoamericana ofrecido por el cap de Govern de Andorra.

Por la tarde, en el Hotel Sport Hermitage, Don Felipe se dirigió a la Sala Valira donde ocupó su lugar en la mesa para dar comienzo a continuación la sesión plenaria de la XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno.

En este acto, intervinieron los jefes de Estado y de Gobierno y la secretaria general Iberoamericana. Por parte española, intervinieron Su Majestad el Rey y el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Don Felipe en su intervención destacó que “los resultados que se contienen en la Declaración de Andorra ponen de relieve 5 principios que están en el corazón del proyecto iberoamericano: la solidaridad, la defensa de nuestra Comunidad en un mundo global, el proyecto común de la ciudadanía, el convencimiento de que necesitamos economías fuertes, modernas y con respuestas creativas y comprometidas con los retos del medioambiente y el cambio climático, y la simultaneidad entre el respeto a la tradición y la apertura a la modernidad. Son principios que nos hacen sentirnos orgullosos de la identidad iberoamericana que compartimos”.

Asimismo, Don Felipe puso de relieve que “Andorra acoge por primera vez una Cumbre Iberoamericana, y lo hace en un contexto excepcional, el de una pandemia que ha marcado el devenir del planeta y de la Humanidad durante el último año. Un periodo de dolorosas pérdidas de vidas humanas, de dificultades e inquietudes. Pero también ha sido un momento para la solidaridad, para el coraje, para el ejemplo y la voluntad de salir adelante”.

Y expresó el orgullo que siente “por la solidaridad de mis compatriotas con las naciones hermanas de América. Cuando en España estábamos atravesando los momentos más difíciles de la pandemia, siempre tuvimos muy presentes a nuestros hermanos iberoamericanos y se pusieron en marcha iniciativas fundamentadas en el más firme sentido de solidaridad y cooperación”, añadiendo que “se ha tratado, sin duda, de una solidaridad mutua: Los españoles residentes en otros países iberoamericanos han sido atendidos en sus sistemas sanitarios, como los de esos países lo han sido y lo son en el nuestro. Por ello, quiero agradecer a los Presidentes iberoamericanos la ayuda que han recibido nuestros compatriotas en sus países”.

Subrayando que “sin embargo, no es la primera vez que alcanzamos este grado de solidaridad. En décadas recientes, en uno y otro hemisferio hemos conocido crisis económicas y financieras que han tenido importantes consecuencias sociales y migratorias. En más de una ocasión, esas crisis se han producido de forma alternativa, de modo que a uno y otro lado del Atlántico hemos sido la tabla de salvación los unos de los otros. En este proceso, las corrientes migratorias generadas han tenido el efecto de que nos conozcamos mejor y de hermanarnos más, sobre todo en los momentos más difíciles, reforzando nuestra Comunidad Iberoamericana”.

Don Felipe interviene en la sesión plenaria de la XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno  © Casa de S.M. el Rey

También, Su Majestad el Rey recalcó que “2021 será también un año con importantes efemérides, como, especialmente, los Bicentenarios de las Independencias de los países de Centroamérica, de México y de Perú. Son hechos históricos constituyentes de nuestras naciones hermanas de América, pero también parte integral y muy relevante de la Historia de España”, y que estas efemérides son “una ocasión adecuada para renovar el apoyo de España a la búsqueda de consensos y soluciones, y a la integración regional americana. Siempre estaremos al lado de nuestros países hermanos de América, en lo que se nos requiera, para respaldar sus esfuerzos por mejorar la vida, bienestar y salud de sus poblaciones”, e indicó que “Queremos ser parte de ese ejercicio de conmemoración, rememorar el pasado y, sobre todo, compartir proyectos y retos de futuro, conscientes de nuestra capacidad y del potencial que juntos representamos”.

Concluyó su intervención, poniendo de manifiesto que “la próxima Cumbre se celebrará en la República Dominicana, atrio histórico de América, sede de la primera universidad en ese hemisferio y querida nación hermana en la que la Reina y yo hemos sido recibidos con tanto cariño en numerosas ocasiones”, y que para “este relevo al frente de la continua construcción de una estructura cada vez más sólida en nuestra Comunidad, la República Dominicana y todas las demás naciones hermanas pueden contar siempre con la firme voluntad de España de proyectarnos juntos todos los iberoamericanos hacia un futuro cada vez más prometedor”.

Una vez finalizadas las intervenciones de los jefes de Estado y de Gobierno, se puso fin a la sesión plenaria de la XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno.

Al cierre de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, el país designado para ser anfitrión de la siguiente Cumbre asume la Secretaría Pro Témpore de la Conferencia Iberoamericana, en esta ocasión será República Dominicana.

En el 2020 ha sido el turno de Andorra, que asumió la Secretaria Pro Témpore al finalizar la pasada Cumbre en La Antigua, por lo que mantuvo esta responsabilidad hasta la XXVII Cumbre que, debido a la situación de COVID-19, se aplazó para ser celebrada el 21 de abril de 2021 en Andorra.

Durante el ejercicio de la Secretaría Pro Témpore, Andorra ha coordinado, junto con la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), todas las reuniones, foros y encuentros de la Conferencia, y ha promovido acciones en torno a proyectos y programas en el ámbito de la cooperación iberoamericana.

Las Cumbres Iberoamericanas son el foro de encuentro, concertación y diálogo de los Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de los 22 países de habla hispana y portuguesa de América Latina y Europa. Las Cumbres Iberoamericanas, que en 2021 cumplen 30 años, han generado una dinámica de colaboración a través de sus programas de cooperación. Las decisiones de las Cumbres benefician a 670 millones de iberoamericanos.