El Rey pide no caer en el "pesimismo" y llama a "unir fuerzas" entre todos

Don Felipe durante su intervención en el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar © Casa de S.M. el Rey

El rey ha pedido este lunes a la ciudadanía "no caer en el pesimismo", a pesar de la "gran incertidumbre" en la que está sumido el país debido a la pandemia, y ha hecho un llamamiento a "unir fuerzas" entre instituciones y empresas para poder salir adelante.

Felipe VI ha inaugurado en la Casa América de Madrid el 23 Congreso Nacional de la Empresa Familiar, uno de los foros más económicos más importantes del año, donde ha recibido la ovación de los directivos que participan en él como reconocimiento al papel de la Corona.
su llegada a la Casa de América de Madrid, don Felipe ha sido recibido por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escriva; por presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; por el presidente del Instituto de la Empresa Familiar y presidente ejecutivo de Puig, Marc Puig; por el director general de Casa América, Antonio Pérez-Hernández; y por el director general ejecutivo del Instituto de Empresa Familiar, José Luis Blanco.
En el auditorio, y tras las palabras del presidente del Instituto de Empresa Familiar, Su Majestad el Rey ha afirmado que “nadie duda de que el 2020 está siendo un año difícil, pero no podemos caer en el pesimismo. Sin duda, este virus representa un inmenso reto histórico para España, como para la UE y todos los países, en su papel interno y de cara al panorama mundial post Covid-19; no sólo para recuperarnos de su impacto, de los daños que ha generado, sino también para afrontar los retos que ya existían, que siguen ahí y que quizás no han hecho más que agrandarse o hacerse aún más urgentes: como son la sostenibilidad medioambiental y el riesgo climático, la mayor cohesión y equidad social, la revolución tecnológica digital o la gobernanza y cooperación tanto económica como política e institucional en los grandes asuntos globales”.
“Y es en momentos como estos cuando las instituciones, las empresas y las familias, tienen que demostrar su capacidad y voluntad para unir fuerzas y encontrar soluciones que procuren atender tanto corto como el medio y largo plazo”, ha añadido el Rey, quien ha explicado que “hay muchísimo talento e inteligencia; nunca antes hemos podido acceder a tanto conocimiento conectado ─no solo científico─, ni el mundo ha visto tanta capacidad productiva y económica. Tenemos que poder dar más esperanza, que poder alinear toda esa energía y voluntad que tiene nuestra sociedad para salir adelante y que en unos años podamos sentir el orgullo y la gratitud de haber superado este inmenso reto”.

Su Majestad el Rey dirige unas palabras en el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar © Casa de S.M. el Rey

En su discurso, don Felipe ha subrayado su “compromiso con las empresas familiares”, que considera “un pilar fundamental de nuestra sociedad, un factor que en estas circunstancias puede contribuir a liderar la necesaria recuperación económica y a dar esa esa esperanza que antes mencionaba. No en vano, el lema de este Congreso, es “La fuerza de la recuperación” y, no cabe duda, sois una verdadera representación e incluso una punta de lanza de la energía social de nuestro país”.
“Y quiero también hoy, destacar y animar vuestra manera de trabajar, demostrada siempre con hechos, así como el modo en que gestionáis las empresas desde valores firmes, intemporales, de libertad, responsabilidad y humanismo. Os centráis en la permanente mejora de vuestra actividad y en la continuidad de los negocios, pensando en términos de generaciones, mucho más allá de las situaciones coyunturales. Y con estos principios, sabéis velar por los intereses de vuestros trabajadores, clientes, y proveedores. Siempre cerca, siempre atentos. Porque, día a día, demostráis que os importa lo que ocurre en vuestras ciudades, en vuestras Comunidades Autónomas, en vuestro país”, ha destacado.
Su Majestad ha señalado también que “vuestra proximidad y vuestro compromiso con el ciudadano son innegables, y ello hace que seáis percibidas como organizaciones especialmente cercanas. Pero si tuviera que señalar con una palabra las razones de esta cercanía, las resumiría en una sola: valores. Porque los valores ─como decía antes─ son la razón de ser de las empresas familiares; son el fundamento que explica esa visión de largo plazo, ese compromiso social y sentido de la sostenibilidad que os caracterizan”. (Casa Real)