COVID-19 y tanstornos odontoestomatológicos muy delicados

Foto / Einer Villarreal Becerra,  Médico odontólogo Diplomado en la Universidad de Barcelona,  Doctor en Odontoestomatología,  (COEM. 28014447)

Hasta hace algunos meses jamás hubiéramos imaginado que una diminuta partícula de un tamaño que oscilaría entre 80 y 220 nm sería capaz de haber generado un caos mundial, al punto de habernos mantenido aislados durante algunos meses, y en ciertos países continúan estándolo. El poco conocimiento de su capacidad infectiva, de la fisiopatología y de su manejo farmacológico; hizo que miles de vidas se perdieran sin poder hacer casi nada. Afortunadamente en la actualidad y después de múltiples ensayos clínicos, al parecer, cada vez estamos más cerca de poder brindar un tratamiento que nos permita disminuir la morbimortalidad y mejorar la calidad de vida de los pacientes, mientras la dichosa vacuna aparece.

 


 

Nos hemos preguntado en algun momento si esta enfermedad sólo fue capaz de generar daño orgánico o si también produjo alteración del componente emocional?, y seguramente así fue. No olvidemos que la definición actual de salud involucra el bienestar físico, mental y social y no únicamente la ausencia de afecciones o enfermedades.
La pérdida de empleo o el temor a que esto suceda, la falta de comunicación y trato directo, el aislamiento o encierro, la ausencia de gestos afectivos, la visualización de un futuro incierto, entre otros; seguramente fueron capaces de generar estados de ansiedad y depresión de diverso grado, que se han traducido en la generación de diversas afecciones o enfermedades. Dentro de estas, las afecciones odontológicas no podrían estar ajenas.

En el mundo contemporáneo, el estilo de vida, sumado a eventualidades adversas como la que acontece , cada vez son más frecuentes las alteraciones por sobrecarga muscular repetitiva y los hábitos parafuncionales, como el bruxismo; capaces de generar desgaste dental progresivo y en el peor de los casos, fracturas dentales. Se suma a estas, la poco conocida como, disfunción de la articulación temporomandibular, transtorno incapacitante y muchas veces mal diagnosticado. Como odontólogo, he podido ser testigo del deterioro físico y mental causado por este padecimiento, derivando muchas veces al paciente al servicio de psiquiatría, por parte del médico general o especialista, ante la aparente ausencia de signos y síntomas que identifiquen a una enfermedad conocida.

 

                                   Foto / Imagen mostrando las barreras de protección ante una atención odontológica.

Transtornos auditivos, dolor mandibular y cervical, apertura bucal limitada, ruidos articulares mandibulares; pudieran estar dentro sus principales signos y síntomas. Luego de la reapertura de nuestras clínicas, tras esta pesadilla biológica, la incidencia de las alteraciones descritas ha ido en aumento. Y como si esto fuera poco, y como consecuencia inequívoca de esta pandemia, nos enfrentamos a seres irritables, poco comprensivos y tolerantes, impacientes; pero como profesionales de la salud, estamos obligados a no sólo tratar la enfermedad de nuestros pacientes, si no también a ser capaces de transmitir tranquilidad y buscar el origen de la misma, para poder enfocarla y abordarla desde un punto de vista multidisciplinario.

Como profesionales de la medicina bucal, estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo en mejorar nuestras medidas preventivas para reducir al máximo los índices de contagio, no olvidando que somos los más vulnerables a estas y otras enfermedades, pero seguiremos trabajando para aliviar el dolor y restaurar la función masticatoria de nuestros pacientes. Nada es más gratificante que oír decir : “ Doctor, gracias a usted mi vida ha cambiado, porque he vuelto a sonreír”.

 

 

Einer Villarreal Becerra,  Médico odontólogo Diplomado en la Universidad de Barcelona,  Doctor en Odontoestomatología,  (COEM. 28014447)

Clínica Dental  " ODONTOESTHETIC Dr.Villareal " 

Calle Bloque Venezuela, Escalera B, Local 3. - 43007- Tarragona

Móvil/ WhatsApp : 722182455 - evillarrealb@gmail.com