México un duro enfrentamiento entre narcos y policias

El tiroteo ha ocurrido en los límites entre los estados de Michoacán y Jalisco, una zona donde opera el Cártel Jalisco Nueva Generación

Un enfrentamiento entre policías federales y presuntos delincuentes dejó este viernes al menos 43 muertos, entre ellos dos agentes, en el oeste de México, según cifras preliminares de fuentes federales de seguridad.

El tiroteo ocurrió en una carretera cerca de la comunidad de Tinaja de Vargas, en los límites entre los estados de Michoacán y Jalisco, una zona donde opera el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los hechos ocurrieron a la altura del kilómetro 371 de la carretera Morelia-Guadalajara.

"Hubo 39 muertos: 37 presuntos delincuentes y dos policías federales, con datos preliminares", dijo a dpa una fuente oficial, según la cual el tiroteo se produjo después de un intento de emboscada a los policías.

El gobernador de Michoacán, Salvador Jara, dijo a radio Fórmula que los policías detectaron "una camioneta sospechosa", desde donde presuntos delincuentes abrieron fuego. "Después evolucionó porque fueron muchísimos los que estaban atacando", afirmó.

La zona fue acordonada para que peritos puedan recoger las evidencias. Jara dijo que es "muy probable" que el CJNG esté involucrado, pero que todavía no podía confirmarlo.

Esta organización surgida en 2011, a la que autoridades estadounidenses y mexicanas ya señalan como uno de los cárteles más poderosos en México, estuvo involucrada este año en ataques y emboscadas que han dejado unos 30 policías y militares muertos.

En una rueda de prensa, el comisionado de Seguridad explicó que todo comenzó el jueves, cuando las autoridades iniciaron una investigación sobre la invasión de una propiedad por delincuentes armados. El viernes, miembros del Ejército, de la Procuraduría General de la República, de la Policía Federal y autoridades estatales pusieron en práctica un operativo en la zona. En el camino hacia el rancho fueron atacados por hombres desde una camioneta y las fuerzas de seguridad comenzaron una persecución del vehículo, que se refugió en el rancho, dijo el comisionado. "Al advertir la presencia de fuerzas federales, el resto de los presuntos delincuentes que ocupaban la propiedad comenzaron a atacar con intensidad a nuestros compañeros", lo que motivó que los agentes pidieran refuerzos, incluido un helicóptero.