Michelle Obama sustituye a su marido para denunciar el rapto de las niñas nigerianas

La primera dama estadounidense ha comentado que ella y su esposo ven «a sus propias hijas en las niñas de Nigeria»
Por: Emilio Blasco.- Una Michelle Obama realmente impactada por el secuestro de los dos centenares de niñas de Nigeria, llevado a cabo por el grupo terrorista Boko Haram, se dirigió ayer a los estadounidenses a través de la radio para promover la solidaridad con las escolares, sus familias y las autoridades nigerianas. Por primera vez, la esposa del presidentesustituyó a su marido en las emisiones radiofónicas que todos los sábados realiza Obama para comentar asuntos de su gestión.
«Como millones de personas de todo el globo, mi marido y yo estamos indignados y tenemos el corazón roto por el secuestro de más de doscientas niñas nigerianas de su dormitorio escolar en medio de la noche», dijo la primera dama. «En esas niñas», añadió, «Barack y yo vemos a nuestras propias hijas. Vemos sus esperanzas, sus sueños, y podemos imaginar la angustia que sus padres estarán sintiendo en este momento». Destacó cómo, a pesar del peligro que existía, las chicas quisieron acudir al colegio para hacer los exámenes. «Estaban tan determinadas a pasar al siguiente nivel de educación, tan determinadas a un día poder hacer una carrera por su cuenta y ser motivo de orgullo para sus familias y comunidades», subrayó.
Estados Unidos está prestando ayuda a las autoridades nigerianas para dar con el paradero de las niñas, que el presidente del país,Goodluck Jonathan, cree que siguen estando dentro de las fronteras nacionales.
La ayuda consiste en compartir información de inteligencia extraída de imágenes de satélite relativas a las zonas donde los militantes de Boko Haram son especialmente activos.
En otras labores de asesoramiento ha comenzado a trabajar un equipo de dieciocho personas, diez de ellas adscritas a la embajada estadounidense en Nigeria y ocho procedentes del cuartel general del Comando de EE.UU. para Africa, según «The Wall Street Journal».
Washington no dedicara drones para la operación, pues están empleados en otras tareas antiterroristas.
También se descarta que equipos de operaciones especiales estadounidenses intervengan en acciones de rescate. Aunque necesitado de ayuda, el Gobierno nigeriano es reacio a una intervención exterior. Además, los intentos de rescate podrían acabar en trágicos resultados, algo que difícilmente puede asumir un país extranjero. (ABC.es)