Engaños de la memoria de los teléfonos móviles

La memoria de un dispositivo móvil 4G es uno de los factores a tener más en cuenta a la hora de decantarse por un terminal u otro. El número de gigas de memoria libre determinará cuántas aplicaciones puedan instalarse en el mismo y el correcto funcionamiento del propio teléfono.
Sin embargo, la publicidad que realizan las compañías sobre sus teléfonos es engañosa en lo que respecta a sus características de memoria, según ha denunciado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) esta semana. El fabricante utiliza un reclamo de una memoria de 4, 8, 16 o 32 GB, entre las que elige el usuario en función de su presupuesto -a menor memoria, el precio del teléfono se reduce-, pero los números bailan cuando revisamos la memoria real como espacio libre del que dispone el terminal.
El sistema operativo y las aplicaciones que ya vienen instaladas de fábrica y que no pueden borrarse por el usuario y las actualizaciones de las mismas ya suponen un importante trozo del pastel de la memoria del teléfono. Estos son algunos ejemplos:


-El iPhone6 de 16 GB: libres solo son 14,7, de los que solo 11 podrán ser utilizados para aplicaciones.
-Samsung Galaxy Note 4 de 32 GB: libres solo son algo más de 24.
-Samsung Galaxy Tren de 4 GB: solo queda la mitad de memoria libre para gestión del usuario, es decir, 2 GB.
-Xperia Z de Sony de 16 GB tienen, en realidad, solo 11,7 libres.
-LG L65 de 4 gigas se queda, en realidad, con unos escuetos 1,5 GB.
-LG G Flex de 32 GB solo deja libres 24 de los mismos.
La OCU afirma en su página web que ha denunciado a 24 fabricantes de teléfonos móviles y a 16 de tabletas, ya que en estos dispositivos sucede lo mismo, además de reclamar a estas compañías que frenen la práctica de la publicidad engañosa. (El Economista.es)