Athina Onassis, rota de dolor tras tener que sacrificar a su yegua

Athina Onassis de Miranda, destrozada de dolor tras tener que sacrificar a su yegua de 11 años, después de una caída donde se rompió una pata durante el concurso de saltos,  celebrado en  Ginebra donde no se  pudo evitar el  fatal desenlace.
Era una competición como otra cualquiera a las que habían asistido Athina Onassis y su yegua Belga, Camille Z, quienes lo daban todo sobre la pista para poder puntuar en la competición, cuando sufrieron una aparatosa caída  de la cual Onassis salió ilesa pero no la yegua, que se rompió una pata de pronóstico muy grave, la yegua fue atendida en el mismo campo de competición para luego ser trasladada en ambulancia con la ayuda de una grúa, los veterinarios intentaron hacer todo lo posible por salvarla, sin embargo, se trataba de una herida prácticamente incurable en los caballos y nadie pudo evitar el trágico desenlace.

 

Onassis, una amazona habitual de las competiciones hípicas, es hija del heredero farmacéutico francés Thierry Roussel y la fallecida Christina Onassis, hija del armador griego Aristóteles Onassis. Fue el cuarto matrimonio de Christina, quien murió cuando Athina tenía tres años, quien fue conocida durante años como “la niña más rica del mundo”. (Agencias)