The Economist pide que Reino Unido recorte las pensiones del 20% a los más ricos


Los bajos salarios impiden que Reino Unido pueda cuadrar sus cuentas
Antes que "masacrar" servicios se debe recortar el gasto en tercera edad
La revista critica que "el Gobierno les paga las vacaciones y el golf"

(El economista.es).- El semanario británico ha lanzado una propuesta para que el gobierno cuadre sus cuentas: dejar de pagar las pensiones públicas a los ciudadanos ricos. Reino Unido crece vigorosamente pero el Gobierno no consigue recortar el déficit, que llega al 5,3% superando a Grecia, Francia o Italia. El empleo que se está creando es de salarios bajos, lo que afecta a los ingresos impositivos. Y mientras, la deuda sigue creciendo y roza el 100% del PIB.
Esta situación hace que los recortes planteados sean inecesariamente duros en partidas presupuestarias que van destinadas a la inversión productiva, lo que afectará a la economía del futuro.
Es por eso que The Economist propone que en vez de "masacrar los servicios públicos o el Estado del bienestar" se recorten las pensiones estatales públicas, que han crecido un 14% desde 2010.
En Reino Unido la pensión estatal para ricos y pobres es la misma.
Su nombre es 'Basic State Pension' y provee al perceptor de esta renta diferida de unas 115 libras a la semana. Pero esta pensión se complementa con el esquema de pensiones obligatorio que se obtiene al firmar un contrato de trabajo.
Leer más: