Rajoy asiste al Foro Mundial de la Comunicación

                                                                                                                           Foto / Pol Moncloa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado durante su intervención en el VIII Foro Mundial de la Comunicación que "los españoles somos un ejemplo de cómo nuestras leyes y nuestras instituciones garantizan y protegen la diversidad y la pluralidad de nuestra sociedad".


En su discurso, Mariano Rajoy ha subrayado que los 47 millones de ciudadanos españoles vivimos en un Estado con seguridad jurídica, que forma parte de la Unión Europea, que a su vez es la comunidad de derecho y el mercado más grande el mundo. "Somos mediterráneos, pero nos sentimos también atlánticos y miembros de la comunidad iberoamericana", ha añadido.
A juicio del presidente, la crisis económica ha hecho revivir fuerzas y fantasmas del pasado que creíamos olvidados: "Hoy fenómenos como los populismos antipolíticos y los nacionalismos excluyentes vuelven a germinar en el seno de nuestras sociedades abiertas. Y nuestro compromiso como demócratas europeos es estar a la altura del momento y responder a nuestras convicciones para que esos radicalismos no deshagan el sueño europeo que tanto nos ha costado construir y que tan necesario es en el mundo en que vivimos".
Mariano Rajoy ha señalado que en España existen proyectos para levantar fronteras entre iguales, poner diques a la prosperidad y erradicar la pluralidad de identidades, pero considera que "el futuro es la fuerza moral de la unión y de la concordia; es darnos la mano, no la espalda; es la convivencia, no la autoexclusión". "El futuro es el más potente sentimiento de pertenencia que atesoramos todos los seres humanos. Un futuro que se enriquece día a día en la experiencia de la diversidad y que se empobrece con la imposición de una falsa homogeneidad. El signo de la modernidad es la abolición de las fronteras", ha dicho.
En este punto, el presidente ha pedido a los asistentes al Foro que transmitan el mensaje de que los españoles somos "plurales y diversos" y que España es un país que "ha luchado unido contra la crisis", ha dejado atrás lo peor de la misma y afronta el futuro con un "justificado derecho a la esperanza".


Reformas y empleo
El jefe del Ejecutivo ha resaltado que el espíritu reformista del Gobierno que ha permitido, entre otros logros, una "reducción del déficit público sin precedentes", la reestructuración de la parte del sistema financiero que tenía problemas y la vuelta a la competitividad de las empresas. "No hablo de medidas aisladas ni de las legislaciones adoptadas por imposición desde fuera. Hablo de un cuerpo integral de reformas fruto de la convicción y la visión de un Gobierno cuya razón de ser es el espíritu reformista", ha subrayado.
Los resultados de estos esfuerzos, según el presidente, están a la vista: "No es  que la recuperación haya llegado a España, es que España ha llegado a la recuperación. Por nuestros propios méritos".
Rajoy ha reconocido que España tiene un "enorme problema", que es el del desempleo, que supone un drama individual los ciudadanos que "aún no han conseguido tocar con sus manos los incipientes frutos de la recuperación". Por ello, ha asegurado que el Gobierno no va a caer en la inercia o en la autocomplacencia, ni se va a quedar a medias. "Relajación cero. Vamos a llegar hasta el final, que no es otro que acabar la legislatura con un ritmo sostenido de creación de empleo y de crecimiento económico. Lo que vamos a hacer es cruzar la línea de meta de una España mejor", ha asegurado.


Foro de la Comunicación
El VIII Foro Mundial de la Comunicación, organizado por la Asociación de Directivos de la Comunicación, ha reunido en el Palacio de Congresos de Madrid a expertos de las relaciones públicas y la comunicación.
El presidente del Gobierno ha apuntado que "éste es el siglo de la globalización y de la paulatina desaparición de las fronteras, pero también de los cambios acelerados". Mariano Rajoy mantenido hoy que "los constantes avances en la tecnología nos han permitido comunicarnos más y mejor".
Además, ha defendido la Marca España y ha dicho que "el valor de la comunicación en las sociedades modernas es tal que ninguna empresa ni ninguna organización puede permitirse el lujo de descuidar su forma de comunicar".
La secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, inauguró ayer este evento, que se celebra por primera vez en un país de habla hispana, y destacó la importancia de la gestión de la comunicación ante los cambios sociales y culturales.


Modificación de actual la ley del aborto
A preguntas de los periodistas presentes en el acto, Mariano Rajoy ha anunciado que el Ejecutivo modificará la actual ley del aborto "para que aquellas jóvenes de 16 o 17 años que aborten, tengan que hacerlo con el conocimiento y con el consentimiento de sus padres".
Además, ha avanzado que el Gobierno presentará antes de fin de año "un plan de apoyo a la familia" y estudiará fórmulas para lograr una mayor aceptación de la reforma. "En este momento, como presidente del Gobierno, creo que he tomado una decisión, que es la más sensata, vamos a seguir trabajando por la cohesión y lo que no podemos tener es una ley que cuando llegue otro Gobierno, pues la cambie en medio minuto", ha dicho.
El presidente ha asegurado que el Ejecutivo que preside ha hecho "el mayor de los esfuerzos para llegar al mayor de los entendimientos posibles", y estima que "estamos ante un tema que afecta a condiciones profundas y personales de todos los ciudadanos", por lo que es un tema que "hay que tomárselo muy en serio".
Preguntado por una posible convocatoria anticipada de elecciones en Cataluña, Mariano Rajoy ha declarado que "es al presidente de la Generalitat al que le corresponde convocar elecciones cuando estime oportuno y conveniente".
Prensa / Moncloa