¿Qué hacer ante el rastreo al que nos somete Facebook?

Todos nos quejamos sobre la falta de privacidad en Facebook. A veces pensamos incluso en cerrar nuestra cuenta pero al final no queremos renunciar a una red social llena de personas con las que tenemos algún tipo de relación. Lo que sí podemos hacer es conocer la política de privacidad de Facebook, y tomar medidas concretas para controlar nuestra información.
(Geoffrey A. Fowler / WSJ).- El rastreo digital es uno de los aspectos más confusos de la red social. Facebook nos sigue en todo momento y puede usar lo hacemos fuera de su red —cuando navegamos por Internet y usamos otras aplicaciones en nuestro smartphone— para elegir qué anuncios mostrarnos. En Facebook aseguran que necesitan muchos de nuestros datos para mejorar su publicidad. Un punto a su favor es que la empresa empieza a ser más transparente. Una novedad es que tiene intención de explicar exactamente por qué los usuarios recibimos determinados anuncios y permitirnos controlar qué tipos de anuncios veremos en el futuro. Sin embargo, estas opciones no son muy fáciles de encontrar.
Aunque su rastreo en la web y en las aplicaciones no es lo peor que toleramos de otras empresas, como Google, Facebook al final acabará teniendo más información que nunca sobre nosotros.
Por desesperante que sea, es un buen recordatorio de que la red social en realidad no es gratis. Es un intercambio, y debemos saber lo que nosotros aportamos en ese proceso.
Facebook no vende nuestros datos personales, pero gana dinero con ellos. El año pasado, unos 7 dólares por miembro. Su principal negocio es vender a los anunciantes el acceso a sus usuarios, pero sin decirles quiénes somos.
Si los anuncios que ve en Facebook nos parecen muy personalizados, se debe a que la empresa actualiza constantemente un archivo con nuestros intereses, según lo que hacemos en Facebook, y (cada vez más) lo que hacemos fuera.
Cómo actuar: No podemos dejar de recibir avisos en Facebook, pero sí evitar que Facebook nos muestre anuncios concretos. (Expansión)
Leer más: http://www.expansion.com/2014/08/26/empresas/tecnologia/1409078987.html