Daniel Zimmermann, el alcalde milagro alemán

                                                                                                                                                  Foto /Agencias

Daniel Zimmermann, el alcalde milagro alemán


En cinco años en la Alcaldía de la ciudad alemana de Monheim, de 43.000 habitantes, el joven Daniel Zimmermann (32 años) no sólo ha acabado con toda la deuda pública que arrastraba el ayuntamiento sino que ha conseguido un colchón de 132 millones de euros. ¿El secreto de su logro?... bajar los impuestos a las empresas.
Quizá lo más sorprendente del caso de Zimmermann, un atípico alcalde alemán tanto por su juventud como por su falta de adscripción política e independencia, sea que el saneamiento de las cuentas municipales de la localidad de Renanina-norte Westfalia que dirige, Monheim, no lo ha conseguido mediante recetas de austeridad extrema, sino a través de una simpar rebaja de impuestos a las empresas que, sin embargo, le han proporcionado cantidades de dinero suficiente como para mantener un gasto social generoso.
Zimmermann, que ha sido reelegido alcalde recientemente con el 95% de los votos emitidos, se muestra orgulloso de que su localidad sea la sede fiscal más barata de Alemania, tal y como cuenta este domingo en un artículo el diario El Mundo, que recoge sus palabras: "Al ofrecer tasas de impuestos muy bajos a las empreas, son muchas las que deciden trasladar aquí su sede, lo que automáticamente genera ingresos públicos y puestos de trabajo".
Zimmermann, quien no tiene una ideología determinada, cree que lo importante de un alcalde es que resuelva problemas. (El Economista.es)