Funeral de la joven golfista Celia Baquín Arozamena

                                                Foto / Agencias DC

El cuerpo de la golfista cántabra Celia Baquín Arozamena, que fue asesinada el 17 de septiembre mientras entrenaba en el campo de la localidad de Ames, en el estado de Iowa (EEII), donde vivía, ha llegado este sábado a Madrid, y por la tarde se ha instalado la capilla ardiente en Torrelavega, donde este domingo se ha celebrado el funeral.
Los restos mortales de la joven deportista, de 22 años, llegaron por la mañana a Madrid, desde donde se han trasladados en coche fúnebre a Cantabria, concretamente hasta el tanatorio de Río Cabo en la capital del Besaya.
El funeral se a realizado esta tarde cuando llega el coche fúnebre cubierta de coronas llegadas de todas partes de España.
La familia de Celia Baquín Arozamena  ha recibido muestra de acariño y apoyo de todo España especialmente de Torrelavega su pueblo lloraba de dolor por la pérdida de esta joven promesa del deporte de 22 años con un futuro prometedor
. (Agencias / EP)