Real Madrid gana al Manchester la Supercopa de Europa 2017

                                        Foto /  (Web of Real Madrid)

Real Madrid consigue el primer título de la temporada.

Real Madrid suma y sigue y, como ya hiciera con la Champions League, revalida su título de Supercampeón de Europa. Para ello tuvo que vencer al Manchester United en Skopie, donde los goles de Casemiro e Isco decidieron el encuentro. Quinta final que disputan los blancos con Zidane como entrenador y pleno de títulos. No se encuentra el límite de los madridistas, que comienzan la temporada logrando su cuarta Supercopa de Europa y el primero de los seis títulos que han de afrontar.

El primer cuarto de hora fue de tanteo, aunque la única jugada de peligro que se vio en el estadio Nacional Filipo II fue para los madridistas. Centró Marcelo en el 2’, el esférico golpeó en la espalda de un defensa yBale, más listo que nadie, tocó el balón antes de que cayera al césped y sorprendió a De Gea. Escasos centímetros separaron al galés de su objetivo.

Casemiro, 'box to box'
A partir de ahí sólo existieron los blancos y, de la mano de un espectacular Casemiro, las jugadas de peligro eran cada vez más asiduas. Sacó un córner Kroos en el 16’ y el testarazo del brasileño se encontró con el larguero. Dos minutos después, el 14 madridista recuperó el esférico en la frontal y su remate se marchó elevado. Sólo estaba afinando la puntería para lo que llegaría después. Precioso centro de Carvajal y el brasileño, apareciendo por detrás, superó a De Gea rematando de primeras con la izquierda. Segunda final consecutiva en la que marca el futbolista blanco.

                                                                         (Web of Real Madrid)

“Marcamos la diferencia con el balón y con tranquilidad. La clave es también la entrega de todo el equipo”, dijo el técnico.
Zinedine Zidane compareció en la sala de prensa del Estadio Nacional Filipo II para analizar la cuarta Supercopa de Europa en la historia del Real Madrid: “Sabemos que tenemos mucho talento y que con el trabajo se pueden conseguir muchas cosas. Tenemos mucha hambre, siempre queremos más. Ha sido un partido casi perfecto. La primera parte fue espectacular y luego sufrimos al final de la segunda. Si llegamos a meter el tercero no hubiese habido más partido. Tenemos carácter y hambre”.

“La celebración fue grande en el vestuario y es normal porque no nos cansamos de ganar. Hemos controlado cosas que ellos hacen bien como las segundas jugadas o los balones aéreos. Hicimos una presión alta y no les dejamos jugar. Marcamos la diferencia con el balón y con tranquilidad. La clave es también la entrega de todo el equipo”. (Web of Real Madrid)