XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

Vista general del escenario durante la intervención de Su Majestad el Rey en el XI Encuentro Empresarial Iberoamericano. © Casa de S.M. el Rey

Su Majestad el Rey en la fotografía oficial de la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. © Casa de S.M. el Rey
Su Majestad el Rey, asistió a la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebró en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias los días 28 y 29 de octubre de 2016 bajo el lema: "Juventud, Emprendimiento y Educación".

Fotografía de grupo de Su Majestad el Rey con las autoridades, miembros de CEAL y el galardonado con el III Premio Enrique V. Iglesias al Desarrollo del Espacio Empresarial Iberoamericano. Casa de S.M. el Rey

u Majestad el Rey llegó a última hora de la tarde del 27 de octubre al aeropuerto internacional Rafael Núñez de Cartagena de Indias (Colombia), donde fue recibido por la viceministra de Relaciones Exteriores de la República de Colombia, Patti Londoño, y el embajador de España en la República de Colombia, Ramón Gandarias. Su Majestad el Rey viajó acompañado desde España por el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia. A pie de pista, tras ser recibido con honores, Don Felipe pronunció unas breves palabras, en las que expresó su deseo de que esta cumbre, que ha sido muy bien organizada por Colombia, sea un "éxito" que redunde en beneficio de la "gran familia iberoamericana".

Su Majestad el Rey durante el encuentro con el Presidente de la República del Perú, Pedro Pablo Kuczynski con las delegaciones de los respectivos países. © Casa de S.M. el Rey

El viernes 28, Su Majestad el Rey comenzó la jornada manteniendo un encuentro con el presidente del Banco Internacional de Desarrollo, Luis Alberto Moreno. Posteriormente, Don Felipe se trasladó al antiguo convento de Santo Domingo, sede del Centro de Formación de la Cooperación Española, donde hizo entrega del III Premio Enrique V. Iglesias al Desarrollo del Espacio Empresarial Iberoamericano al presidente del directorio del Grupo Graña y Montero, José Graña, en reconocimiento a su compromiso permanente con las relaciones empresariales iberoamericanas así como a la infatigable labor empresarial que ha desarrollado participando en diferentes entidades que agrupan intereses empresariales, sociales y culturales. Al finalizar, la consejera ejecutiva de Relaciones Internacionales y Expansión Exterior de ONCE, miembro del Consejo de ONCE y socia de CEAL, Ana Peláez, hizo entrega a Su Majestad el Rey del cupón conmemorativo de la XXV Cumbre Iberoamericana. Seguidamente, Don Felipe saludó a las autoridades iberoamericanas que conformaron el Pacto Iberoamericano de Juventud.

 

Fotografía de grupo de Su Majestad el Rey con las autoridades iberoamericanas que conformaron el pacto Iberoamericano de Juventud. © Casa de S.M. el Rey

El Premio reconoce a empresarios ejemplares que contribuyen al desarrollo del Espacio Empresarial Iberoamericano y, siguiendo esta línea, el jurado otorgó la primera edición al empresario mexicano, Valentín Diez Morodo, y la segunda al banquero y filántropo colombiano, Luis Carlos Sarmiento, por su trayectoria empresarial, su liderazgo, su compromiso social y su apoyo a la expansión empresarial de estos empresarios.
A continuación, Su Majestad el Rey recibió en audiencia a los jóvenes emprendedores universitarios iberoamericanos de Cotec, que le hicieron partícipe de un “Manifiesto” redactado por ellos mismos con medidas para mejorar la universidad. Los 22 estudiantes, uno por cada país iberoamericano, que estuvieron acompañados por la presidenta del Patronato de la Fundación Cotec, Cristina Garmendia, han sido seleccionados por la Fundación Cotec con intención de que su voz forme parte de la XXV Cumbre Iberoamericana. La elaboración del manifiesto “Iberoamérica emprende desde la universidad” es una iniciativa de Cotec que ha contado con la colaboración de RedEmprendia y el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana, el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica y la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo. Con el objetivo de que la voz de los jóvenes sea escuchada en los procesos de decisión política que condicionan su presente y su futuro, Cotec seleccionó a estos 22 emprendedores entre los más de 400 candidatos a participar en SpinWay 2016, una iniciativa de RedEmprendia en torno al emprendimiento universitario que se desarrolló el pasado septiembre en Galicia.
Finalizada la audiencia, Su Majestad el Rey visitó la exposición “Blas de Lezo y la Defensa de Cartagena de Indias” que recoge la acción defensiva de Lezo, que se enfrentó a una aplastante fuerza superior, la mayor flota vista hasta el desembarco de Normandía, impidiendo la caída de Cartagena de Indias y con ello la posterior acción sobre el virreinato del Perú, dando finiquito a una compleja acción enemiga de carácter estratégico sobre el Atlántico, el Pacífico y los territorios españoles del Caribe.
A media mañana, Don Felipe se trasladó del antiguo convento de Santo Domingo a la Casa del Marqués de Valdehoyos, sede de la Cancillería Colombiana, donde mantuvo un encuentro con el Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, al que también asistió el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos.
Posteriormente, Su Majestad el Rey mantuvo un almuerzo con el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, al que asistió por parte española el ministro de Guindos y por parte mexicana la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo. Tras el almuerzo, el Rey acompañado del ministro de Economía y Competitividad, se reunió con el Presidente de la República del Perú, Pedro Pablo Kuczynski.
Por la tarde, Su Majestad el Rey se trasladó de nuevo al Centro de Convenciones de Cartagena, donde tras un breve encuentro con los presidentes de Colombia, Chile, México, República Dominicana y Portugal, y el presidente del Banco Internacional de Desarrollo, asistió al XI Encuentro Empresarial Iberoamericano que dio comienzo con las intervenciones de los presidentes iberoamericanos.

Saludo entre Su Majestad el Rey y el Presidente de la República del Perú, Pedro Pablo Kuczynski. © Casa de S.M. el Rey

Durante el encuentro, Don Felipe junto al presidente de Colombia entregó el “Premio Iberoamericano de Calidad” en su XVII edición, a la Escuela de Seguridad Pública (Espam) del Ayuntamiento de Málaga en su modalidad de Medalla de Oro, para el que competía con instituciones públicas de México, Ecuador y Perú. El galardón, fue recogido por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.
Su Majestad el Rey intervino en el XI Encuentro Empresarial Iberoamericano   agradeciendo a Colombia “su hospitalidad” y expresó su deseo de que “muy pronto se alcance la paz por la que tanto han trabajado los colombianos. En este empeño contarán siempre con el apoyo de España”. También, dio la enhorabuena al Presidente Calderón, “por el Premio Nobel que le ha sido otorgado”.
Don Felipe destacó una cuestión clave para nuestra Comunidad de Naciones, el comercio internacional, que “será una de las principales fuentes de crecimiento económico para las sociedades de Iberoamérica. Así lo ha confirmado recientemente el Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y Caribe. Tras varios años de dificultades económicas, las expectativas mejoran en Iberoamérica, y a ello contribuyen el reforzamiento de los intercambios comerciales y en la inversión a nivel regional y global”. 
“La apertura al exterior es una vía fundamental para alcanzar una senda de crecimiento económico y de prosperidad. Este ha sido el caso de España. Al igual que sucedió en crisis anteriores, nuestro sector exterior ha sido la principal fuente de crecimiento de la economía española”, dijo el Rey.
En este proceso, subrayó Don Felipe que “nuestras empresas, en particular las llamadas ‘multilatinas’, están abocadas a desempeñar un papel esencial. Las empresas en general son auténticos agentes económicos que deben afrontar los nuevos retos de la economía del conocimiento en un mundo en el que la visión global ya es norma para competir con realismo y ambición. En este contexto, la innovación y el emprendimiento representan elementos clave para que cualquier país pueda beneficiarse de un desarrollo económico estable y sostenible. Así se ha demostrado en la reciente crisis económica”.
Su Majestad el Rey también se refirió a “los altos niveles de desempleo -en particular entre los jóvenes- que se registran actualmente en muchas de nuestras naciones representan una verdadera lacra para nuestras sociedades y un reto que debemos resolver entre todos. El apoyo que desde las instituciones públicas y privadas se pueda ofrecer para la mejor formación de capital humano redundará, sin duda, en nuevas oportunidades de empleo, creación de puestos de trabajo y, en definitiva, en crecimiento económico y prosperidad para nuestros pueblos”.
“Nos enfrentamos a importantes retos y unidos seremos capaces de afrontarlos con mayores garantías de éxito. Así lo hemos entendido en España y, por ello, hemos apoyado en el marco de la Unión Europea la conclusión de acuerdos de libre comercio con Iberoamérica. Actualmente la Unión Europea mantiene Acuerdos de Asociación con México, Chile y Centroamérica; Acuerdos de Asociación Económica con los países del África, Caribe; y un Acuerdo Comercial Multipartes con Colombia y Perú, que incorpora a Ecuador. Estos tratados representan un instrumento idóneo para reforzar nuestros lazos y fortalecer nuestras relaciones económicas y comerciales. La firma de un Acuerdo entre la Unión Europea y MERCOSUR permitiría que prácticamente toda América Latina quedase cubierta por acuerdos comerciales con la Unión Europea”.
La jornada finalizó con una cena oficial ofrecida por el Presidente de Colombia en honor de los Jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la Cumbre, que se celebró en el Teatro Adolfo Mejía.
El sábado 29, Don Felipe comenzó sus actividades con un encuentro con el Presidente de la República de Guatemala, Jimmy Morales, en el marco de los contactos bilaterales que lleva a cabo con los mandatarios que asisten a la Cumbre de Cartagena de Indias. A continuación, Su Majestad el Rey ofreció un desayuno de trabajo a los presidentes de los países centroamericanos de Guatemala, Honduras y Panamá, y de la República Dominicana. Asistieron también los vicepresidentes de Costa Rica y Nicaragua, así como el titular de Exteriores de El Salvador.
Posteriormente, el Rey se trasladó al Centro de Convenciones donde asistió a la primera sesión de la XXV Cumbre Iberoamericana que tenía "Juventud, Emprendimiento y Educación” como tema central. Don Felipe comenzó su discurso recordando la primera vez que fue a Colombia en 1983, como Príncipe de Asturias, “con ocasión del 450 aniversario de la fundación de Cartagena de Indias, y en representación de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos”.
También, aprovechó el foro para expresar “la más profunda solidaridad de los españoles con las víctimas y afectados por el devastador Huracán Matthew, que ha golpeado con especial dureza al pueblo haitiano y que también ha afectado seriamente a la República Dominicana, a Venezuela, Colombia, Jamaica, Cuba, Bahamas y los Estados Unidos. Como saben, estamos a su entera disposición para tratar de aliviar su sufrimiento”.
Don Felipe, reiteró “el apoyo de España a los esfuerzos por la paz que está realizando el pueblo colombiano, una paz que todos los amigos de Colombia deseamos para esta nación hermana”. Y felicitó al Presidente Santos “por ese Premio Nobel que muy recientemente le ha sido otorgado”.
Tras exaltar los logros obtenidos en todas las Cumbre, Su Majestad el Rey destacó la importancia de la movilidad en el espacio iberoamericano para seguir mejorando la calidad de vida de los ciudadanos:
-“En el ámbito académico, tenemos el ambicioso objetivo de alcanzar 200.000 movilidades para el año 2020, a través de la iniciativa Campus Iberoamérica. Por esta vía estamos dando mayores y mejores oportunidades a estudiantes, profesores e investigadores, creando así un verdadero espacio del conocimiento iberoamericano”.
-“Pero junto a la movilidad académica debemos subrayar nuestro compromiso con la movilidad de talentos entre nuestros países”.
“España no puede entenderse sin Iberoamérica, ni Iberoamérica puede comprenderse plenamente sin España, una nación que, además de europea, se siente también profundamente americana. Son, efectivamente, evidentes los lazos que nos unen en todos los ámbitos -historia, literatura, lenguas, arte, política, economía…-. Pero sobre todo, lo relevante hoy día es  que compartimos un sólido acervo, claramente reflejado en las Declaraciones de las Cumbres, que está basado en principios y valores comunes, en la cultura, en la visión humanista y en una vocación universal caracterizada por la solidaridad. Nuestra unión no se fundamenta solo en intereses o alianzas, sino en algo mucho más fuerte: una sólida identidad común”, dijo Don Felipe.
En su intervención el Rey destacó que “el próximo Secretario General de Naciones Unidas sea un ilustre iberoamericano, Don Antonio Guterres, es una gran oportunidad en este sentido” y aprovechó para felicitar en portugués a “Portugal por esta cita, que se siente como un triunfo de toda la Comunidad Iberoamericana”. Y, por supuesto, personalmente felicitó “a nuestro querido amigo Antonio Guterres por su elección”.
Respecto al lema de esta edición: “Juventud, Emprendimiento y Educación”. Don Felipe dijo “de la educación y las capacidades que nuestras sociedades puedan ofrecer a los jóvenes dependerán el progreso y el futuro de Iberoamérica. La plena integración de nuestra juventud en nuestros sistemas educativos y en nuestros mercados laborales es absolutamente esencial”.
“Es cierto que la situación de los jóvenes es diversa y compleja en cada uno de nuestros países. En España nos enfrentamos al mismo tiempo a retos como el envejecimiento de la población y el elevado desempleo juvenil.  Sin embargo, las inquietudes de nuestros jóvenes son muy parecidas: empleo, educación, seguridad… Por ello, los gobiernos y organizaciones internacionales deben seguir respondiendo al desafío de trasladar las políticas de juventud al centro de la escena política y que estas tengan presencia y visibilidad social”.
El Rey dijo estar convencido de que “el Pacto Iberoamericano de Juventud, que hoy aprobamos y que ha contado para su elaboración con la activa participación de los jóvenes en su elaboración, será un valioso instrumento en ese sentido. La realización efectiva de cada uno de los 24 compromisos que contiene será un paso firme hacia la plena inclusión social juvenil”. “Estamos hablando de un gran desafío pues el desempleo juvenil es un serio problema en muchos de nuestros países. España es uno de los impulsores de esta Iniciativa Global”, a la que Su Majestad el Rey animo a que se sumasen.
Por la tarde, Su Majestad el Rey asistió a la segunda sesión de la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, a cuyo término emprendió viaje de regreso a España. A la cumbre asistieron los presidentes de México, Guatemala, Chile, República Dominicana, Honduras, Perú y Panamá, y los mandatarios de Portugal y Andorra. El resto de países estuvieron representados por cancilleres y vicepresidentes.
Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Conferencia Iberoamericana celebran desde 1991 una Reunión Cumbre. El país sede propone un tema central para las deliberaciones de los mandatarios. Al término de la reunión tradicionalmente se adopta una Declaración Política, y declaraciones sobre temas de interés particular.
Esta es la segunda Cumbre Iberoamericana de Don Felipe como Jefe de Estado. Como Príncipe de Asturias, acudió a las celebradas bajo presidencia española, Salamanca (2005) y Cádiz (2012). Asimismo, viajó a Panamá (2013) en representación de Don Juan Carlos, ausente por convalecencia, pero no participó en las sesiones de la Cumbre, reservadas a Jefes de Estado y de Gobierno, pero sí asistió junto a los demás mandatarios a distintos actos previos.
La presencia de Don Felipe en Iberoamérica es continua desde 1996, cuando se decidió que representara a España en las tomas de posesión de los presidentes Iberoamericanos.
Colombia eligió como temática de la Cumbre “Juventud, Emprendimiento y Educación” en consideración de los importantes desafíos de Iberoamérica en estas materias, así como el camino recorrido desde la I Cumbre Iberoamericana celebrada en 1991 hasta la fecha. Mientras que la educación ha sido temática de Cumbre en siete ocasiones, juventud lo ha sido solo una vez (2008) y emprendimiento no lo ha sido nunca.
Actualmente los jóvenes de la región iberoamericana enfrentan desafíos para una inserción efectiva en el mercado laboral y en el sistema productivo en condiciones favorables. En este sentido, resulta imperativo para los países iberoamericanos ofrecer oportunidades e impulsar políticas públicas integrales que garanticen el tránsito de los jóvenes al mundo laboral y productivo en condiciones de calidad.
El potencial de los jóvenes como agentes de cambio y desarrollo debe ser reconocido mediante el fortalecimiento de las capacidades y competencias técnicas de este sector de la población, con el fin de reducir los obstáculos para que los jóvenes emprendan sus propios proyectos profesionales. Para el cumplimiento de este fin, es importante asegurar una efectiva articulación entre las instituciones educativas y el sector empresarial.
En relación con la temática de la Cumbre, Colombia elaboró, con el apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), un documento conceptual, el cual tiene por objetivo servir de base para la reflexión y el diálogo en torno a dicha temática en las actividades preparatorias de la XXV Cumbre Iberoamericana.
En la XXV Cumbre Iberoamericana se adoptaron los siguientes documentos: la Declaración de Cartagena, el Programa de Acción de Cartagena, el Pacto Iberoamericano por las Juventudes y los Comunicados Especiales que presenten los Estados miembro.