Anne Hathaway muestra su lado más humano

Formar una familia supone un cambio radical en la vida de las personas  gente, como este caso la actriz Anne Hathaway esposa de  Adam Shulmar, quienes decidieron ser padres, y la protagonista de ‘Los Misearbles’ y ‘El Diablo se Viste de Prada’ fue mamá la pasada primavera en el más absoluto de los secretos.
La actriz Anne Hathaway casada con el empresario Adam Shulmar en 2012, ha pasado en los últimos años por momentos que han marcado su vida, tanto personal como profesionalmente, y a la maternidad hay que añadirle su éxito profesional, algo que afronta de una manera especial.
En una entrevista concedida a The Guardian, la actriz hablo claro sobre cómo lleva el éxito y la fama, afirmando que a diferencia de sus compañeros de profesión que se sientes exultantes por recibir galardones, ella al recibir el Oscar no fue así, ya que tras como ella decía, “la pérdida de cabeza” por todo lo que la estaba sucediendo, ya con la cabeza fría se dio cuenta de detalles que no la agradaban.
Manifestó que se sentía incómoda cuando sobre la alfombra roja, luce vestidos y joyas cuyo valor supone lo que para mucha gente la serviría para vivir toda una vida.