Amy Winehouse, a cinco años de su muerte

Foto / Agencias DSC

Aún está muy presente para muchos amantes de la música la fecha del 23 de julio de 2011, quedando grabada en su memoria como el día en el que amanecieron con la triste noticia en la que Amy Winehouse, una promesa hecha realidad y con todo el futuro por delante, apareció muerta en su residencia víctima de un sobredosis de drogas.
El padre de Amy Winehouse, ofrecerá un recital en un Club de Jazz en el centro de  Londres para homenajear a su hija celebrando el quinto año de su muerte.
Los incondicionales de Amy Winehouse recordarán a una cantante casi desconocida haciendo acto de presencia en 2003 con el tema ‘Frank’, sin duda una de las bombas musicales de aquel año y que lanzó definitivamente a la artista al estrellato.
Pero no fue hasta 2006, con ‘Back to black’ y ‘Rehab’, cuando llegó el momento cumbre de Amy para ocupar un lugar entre las más grandes con tan solo 22 años de edad, lo que auguraba una carrera imparable, imparable si no fuera por sus adicciones que su entorno no supo controlar y que la llevaron a la muerte.
Su música, un polémico documental del que la familia no quiere saber nada por su poca veracidad y una estatua en Candem Town, son el legado de la genial artista. (Agencias)

Algunas de sus Frases que nos recuerda a ella:

“Si muriera mañana seria una chica feliz”
"Elegiré al hombre equivocado tan naturalmente como canto, y guardaré mis lágrimas para ocultar mis miedos".
"No digo las cosas porque esté amargada. Digo las cosas que los demás piensan pero que no se atreven a decir".
"Diría que el jazz es mi propio lenguaje".
"No creo que tu capacidad de lucha tenga algo que ver con lo grande que seas. Tiene que ver con cuánta rabia hay en ti".
"Realmente comencé a escribir música para desafiarme a mí misma, para ver qué podía escuchar".