La ONU presiona a Irlanda para que legalice el aborto

La organización ha declarado que la prohibición del aborto en el país ha violado los derechos humanos de una mujer irlandesa.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha emitido un informe en el que califica la ley que prohíbe el aborto en Irlanda de "cruel, inhumana y degradante" y ha declarado que esta prohibición viola los derechos humanos de las mujeres.
El informe del comité analiza el caso de una mujerirlandesa, Amanda Mellet, que viajó a Inglaterra en 2011 para abortar a su hijo al que habían diagnosticado una enfermedad incurable. Mellet denunció ante la ONU que no había podido abortar en Irlanda a su hijo en la semana 21 de gestación.
Tras analizar el caso, el comité de la ONU ha determinado que la mujer fue víctima de "discriminación" y  de "trato cruel, inhumano y degradante" como resultado de la "prohibición del aborto en Irlanda".
Asimismo, el comité solicita al gobierno irlandés que indemnice a Mellet por no haber podido abortar en el país. El informe apela al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) firmado por Irlanda que obligaría al país a proporcionar a la mujer una indemnización económica y tratamiento psicológico.
Sin embargo, la ONU no se ha conformado con condenar la legislación pro-vida de Irlanda, sino que, además, ha exigido al gobierno de este país que legalice el aborto e introduzca "procedimientos accesibles para la interrupción del embarazo" para evitar lo que este organismo considera "más violaciones de los derechos humanos".
"Con este fin, el Estado debería modificar la ley sobre interrupción voluntaria del embarazo, incluyendo en su caso su Constitución, para garantizar el cumplimiento del Pacto, y tomar medidas para garantizar que profesionales de la salud estén en condiciones de suministrar información completa sobre los servicios de aborto seguro y sin temor a ser objeto de sanción penal ", señala el informe. (+La Gaceta)