En San Valentín: ¿unidos o separados en las finanzas?

                                                               Foto / Y MIS CUENTAS DEL BANCO TANBIEN

El 14 de febrero es San Valentín, un día de celebración del amor en el que los españoles se gastarán una media de 60 euros por persona en regalos, cenas románticas, escapadas, etc., según un informe de Rakuten. Y es que dentro de la pareja el dinero juega un papel muy importante. Según un estudio de la Universidad Estatal de Kansas y de la Universidad Tecnológica de Texas, las finanzas son una de las principales razones de ruptura, por delante de otras como ser infiel, la división de tareas del hogar, o los problemas de alcoba.
(Finazas.com).- Esto lleva a plantearse si es mejor tener que unirse en las finanzas con una cuenta conjunta o mantener la economía familiar separada. Desde el banco digital Self Bank aseguran que no existe una respuesta correcta. "Es difícil establecer qué cuenta es la mejor para la pareja, esto depende mucho de cómo es cada una, sus necesidades, ingresos, gastos, etc.; en cualquier caso, ambas opciones ofrecen una serie de ventajas y desventajas que deben analizar antes de tomar una decisión", ha señalado la responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank, Victoria Torre.

Si se tiene en cuenta la situación demográfica del país, que durante el primer semestre de 2015 registró 69.671 matrimonios en España, un 1,2% más que en el año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística; y que alcanzó los 100.746 divorcios, un 5,6% más, es fácil comprender qué sean muchos los que se plantean si a la hora de comenzar una vida en pareja es mejor optar por abrir un tipo de cuenta u otra.
Según explican desde Self Bank, si la pareja quiere llevar una economía común debe saber que tener una única cuenta corriente facilita el control de gastos e ingresos además de llevar una gestión centralizada de los mismos, teniendo más claro así dónde se emplea el dinero. "Además, contar con una cuenta conjunta impedirá que uno de los cónyuges un mes se quede en números rojos y al otro, sin embargo, le sobre dinero", explica Victoria Torre. Otra de las ventajas está en el ahorro que supone el mantenimiento de las cuentas, emisión de tarjetas, comisiones, etc. Sin embargo, no debe olvidarse que este tipo de cuenta puede generar problemas en casos de divorcio.
La principal ventaja en el caso de optar por una cuenta separada es la independencia y la libertad económica que esto permite, ya que uno no podrá controlar los gastos del otro, esto facilita poder darse caprichos.(+Finazas.com)