Acusan a los premios Oscar de racistas

Continuamente se han alzado voces criticando la manera sectaria de como actúa la academia de Hollywood a la hora de otorgar las nominaciones y los consiguientes premios para los esperados premios Oscar, y en esta ocasión para los Oscar 2016 no han faltado protestas. Y es que todo indica que cada vez es más difícil ver a un actor de color nominado a los Oscar, y aún más complicado que reciba una estatuilla, y en este caso no ha sido diferente, hasta el punto en el que el presentador de la gala Chris Rock ha ironizado sobre ello.
Las críticas se centran en la sorpresa que ha supuesto que este año no existan actores de color para las nominaciones, donde sonaban nombres como Will Smith por Concussion, Idris Elba por Beasts of No Nation y Michael B. Jordan por Creed, han sido dejados de lado.
Las críticas son cada vez más duras al contemplar como año tras año las evidencias indican que los actores de color son más difíciles de ver como aspirantes a los Oscar. Hay datos reveladores como que la inmensa mayoría de los miembros de la academia que deciden sobre los futuros premiados, son blancos, a lo que hay que añadir que esa mayoría superan los sesenta años.
Estos datos disgustan a la clase cinematográfica al entender que la política está cada vez más vigente en Hollywood, y tanto es así que existen dentro de la familia del cine grupos con marcada tendencia política de tendencia conservadora, que cada vez es más criticada por sus colegas.
A la espera de la celebración de la esperada gala de los Oscar 2016, solo nos queda a esperar a que prevalezcan la calidad como actor a la hora de determinar quien se merece un galardón y dejar al margen tendencias religiosas, políticas o razones de color. (Objetivo Famosos)