Muere conductor de autobús agredido por pedir uso de mascarilla

El conductor francés de la ciudad de Bayona, Philippe Monguillot, fue agredido por pasajeros que se negaron a usar mascarillas.

Philippe Monguillot, el conductor del autobús francés agredido en Bayona   por negar el viaje sin mascarilla a unos jóvenes, según ha anunciado su hija Marie. "Decidimos dejarlo ir", ha dicho, mientras su madre Véronique anunciaba en las redes sociales: "Mi esposo ha muerto a las 5.30 pm. RIP my love".
Philippe Monguillot, de 59 quedó con muerte cerebral tras la agresión que se produjo el domingo por la noche en la ciudad de Bayona, al suroeste de Francia, y que conmocionó a todo el país.
Dos jóvenes, sospechosos de haber agredido a un chofer, fueron inculpados por tentativa de homicidio. Además de los dos jóvenes inculpados, de 22 y 23 años de edad, que ya tenían antecedentes criminales, otros dos hombres, treintañeros, fueron inculpados por haber escondido a los sospechosos y por no haber prestado asistencia a una persona en peligro las cuatro personas permanecen detenidas.
El grupo trató de subir al autobús el domingo por la noche sin billete ni mascarillas, cuyo uso es obligatorio en los transportes públicos en Francia. Cuando el conductor trató de impedir su entrada, recibió repetidos puñetazos y patadas, que le causaron una lesión grave en la cabeza.

Marcha silenciosa en su honor

La familia del conductor organizó el miércoles una marcha silenciosa en su honor, saliendo de la parada de autobús donde tuvo lugar el asalto.

Sus colegas usaron su derecho a negarse a trabajar después del ataque, pero reanudarán el trabajo el lunes bajo seguridad reforzada, dijo el operador local. Esto incluirá un agente de seguridad a bordo del llamado Trambus, largos autobuses que recorren Bayona.
El ministro del Interior, Gerald Darmanin, viajará a Bayona el sábado para discutir la situación de seguridad. 
(Agencias)