Restaurante El Celler de Can Roca, primero en reabrir sus puertas

 

Restaurante Celler de Can Roca, primero en reabrir el 23 de junio

Fundado por los tres hermanos Roca en 1986, el ahora mundialmente reconocido restaurante comenzó su andadura en un primer establecimiento situado en un adosado junto a la casa familiar. En el año 1992, los propietarios adquirieron la Torre de Can Sunyer, donde se habían celebrado hasta entonces comidas tipo banquete. El traslado a la Torre, donde se encuentra ahora el nuevo Celler de Can Roca, no sólo fue un cambio físico y arquitectónico, sino que los tres hermanos dieron entonces una nueva dimensión gastronómica al que había sido un establecimiento popular. Una evolución hacia la alta cocina que les ha llevado a alcanzar un reconocido puesto entre los mejores restaurantes del mundo.

El Celler de Can Roca (Girona) será el primer tres estrellas Michelin de España en reabrir sus puertas el 23 de junio, y lo hará con "optimismo" y con una propuesta gastronómica que seguirá "muy vinculada al producto local", además de a la creatividad y a la innovación.
Así lo ha adelantado este miércoles a Efe el cocinero Joan Roca, quien ha reconocido que "no será posible abrazar a los clientes", pero mantendrán todo el espíritu, tanto en cocina como en sala, de ofrecerles una experiencia única en el mundo, reconocida en varias ocasiones como Mejor Restaurante del Mundo.
Más allá del cumplimiento de las normas sanitarias exigidas, El Celler de Can Roca sigue comprometido con "el producto local, la creatividad y la innovación" para unos comensales que "quieren encontrar normalidad en nuestra propuesta gastronómica, que quieren al Celler por lo que es", añade.
"Nunca" han estado tanto tiempo cerrados al público desde la apertura de este sueño de Joan y Josep Roca -al que más tarde se incorporaría su hermano Jordi- en agosto de 1986, en un barrio obrero de Girona, cerca del restaurante sus padres que hizo crecer en ellos el amor por la gastronomía.
La reapertura será por el momento para unos 45 comensales y ya trabajan en el restaurante en reordenar las numerosas reservas pendientes desde el cierre por la COVID-19. Les ofrecerán el menú degustación Festival, una oda aún más volcada en el producto local, siempre acompañada por los vinos seleccionados por Josep Roca y con "más relevancia" de los postres creados por Jordi Roca.
"El Celler de Can Roca seguirá su concepto más que nunca, con una línea más vinculada al producto local, pero con la misa creatividad e innovación", ha dicho a Efe Joan Roca, quien entiende que sus comensales no esperan encontrar diferencias ni en los platos ni en el servicio que les ofrecen.

"Soy optimista, creo que la gente va a querer vivir experiencias gastronómicas cuando pueda", añade quien considera que la alta cocina "seguirá vigente",
Aunque reconoce que está "triste" y expresa sus condolencias por todas las víctimas registradas en el país y la desolación causada por la pandemia, considera que hay que "asumir riesgos" al abrir restaurantes como El Celler de Can Roca "para generar trabajo y contribuir económicamente a la recuperación del país".
Los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca abrirán además el 5 de junio Mas Marroch, su espacio de eventos, reconvertido en un restaurante con mucho espacio al aire libre donde servirán un menú basado en los clásicos de El Celler de Can Roca; el 8 de junio el restaurante familiar Can Roca y el 16 el hotel Casa Cacao.
Hasta ahora los primeros tres estrellas Michelin que habían anunciado su reapertura eran Arzak (San Sebastián) el 1 de julio y Aponiente (El Puerto de Santa María), un día después.
(EFE)