ONU, Javier Pérez de Cuéllar cumple 100

 

El exsecretario general de la ONU Javier Pérez de Cuéllar cumple 100 años en Lima

El diplomático peruano Javier Pérez de Cuellar, el primer iberoamericano que ha ocupado la Secretaría General de las Naciones Unidas, cumple cien años de vida en su casa de Lima y recibe la felicitación de diversas figuras.
El veterano diplomático permanece alejado del escenario público desde hace varios años, por su delicado estado de salud, después de haberse postulado a la presidencia de Perú en 1995 e integrado el gobierno de transición del presidente Valentín Paniagua (2000-2001) como titular del Consejo de Ministros y canciller de la República. (EFE)
ONU y Secretario General
Mi querido Don Javier:
      Me llena de orgullo y alegría hacerle llegar mis mejores deseos con ocasión de su centésimo cumpleaños.
      Tengo el honor de ocupar el mismo cargo que usted desempeñó con tanta dignidad y dedicación desde principios de la década de 1980 hasta sus últimos momentos como Secretario General, en 1991, con los históricos Acuerdos de Paz de El Salvador. A menudo, he reflexionado sobre su ejemplo y experiencia para inspirarme y orientarme. Esta coincidencia de circunstancias se ve aún más reforzada por el profundo afecto y los estrechos lazos familiares que sé que mantiene con mi país.
      Puede estar seguro de que hablo en nombre de todas las personas que trabajan en las Naciones Unidas al expresarle nuestra gratitud por sus numerosas contribuciones como Secretario General durante un período que comprendió tanto la Guerra Fría como una nueva era que brindó a la Organización la oportunidad de ser cada vez más activa.
      Su vida ha abarcado no solo un siglo, sino también toda la historia de las Naciones Unidas, que se remonta a su participación en la primera sesión de la Asamblea General en 1946. Ahora que las Naciones Unidas celebran su 75º aniversario, quienes trabajamos actualmente en la Organización nos esforzamos cada día por aprovechar su impresionante legado.
      Reciba mis mejores deseos y los de todo el personal de las Naciones Unidas en esta trascendental ocasión.
      Atentamente,
      António Guterres

 


Foto de la graduación de la Academia Diplomática el año 2000, es siempre un aliciente y una inspiración para nosotros y nuestras familias, en nuestro hermoso y permanente trabajo al servicio del país. Fuimos unos afortunados al recibir nuestros diplomas por el Embajador Javier Pérez de Cuellar quien está próximo a cumplir 100 años de vida, y del entonces Presidente Valentín Paniagua. (Anna Gabriela Rivasplata)