Consejo de Derechos Humanos de la ONU adopta resolución sobre Venezuela

 El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó hoy una histórica resolución sobre Venezuela, ante la creciente preocupación global por la crisis humanitaria y la violación a las garantías individuales en el país latinoamericano.

Esta tarde, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, adoptó la resolución que crea una “Misión internacional independiente de determinación de hechos” (Fact-finding Mission) encargada de investigar las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes que se han producido en Venezuela desde 2014, con la finalidad de asegurar la plena rendición de cuentas de los autores y la justicia para las víctimas.
Esta importante iniciativa fue liderada por el Perú, junto con los países del Grupo de Lima: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras y Paraguay. La resolución, copatrocinada por más de 40 Estados miembros de las Naciones Unidas, entre miembros y observadores del Consejo, fue adoptada con 19 votos a favor, 21 abstenciones y 7 votos en contra.
Al presentar a debate el proyecto de resolución, la Representante del Perú ante los Organismos Internacionales en Ginebra, Embajadora Silvia Alfaro, indicó que se buscaba dar seguimiento al informe de la Alta Comisionada, centrándose en la creación de un mecanismo internacional e independiente de rendición de cuentas por las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, y en la solicitud a la Oficina de la Alta Comisionada para documentar, analizar y presentar informes públicos sobre la situación de los derechos humanos. La Embajadora Alfaro destacó que esta resolución pone a las millones de víctimas en el centro de la preocupación del Consejo de Derechos Humanos.
Cabe recordar que esta resolución da seguimiento a aquella adoptada en setiembre de 2018 por el Consejo de Derechos Humanos, también a iniciativa del Perú y de los países del Grupo de Lima, en la que se solicitó a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos el informe escrito sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.
El Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, está compuesto por 47 Estados, siendo el Perú uno de ellos, y es el órgano intergubernamental del sistema de las Naciones Unidas encargado de fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos y hacer frente a situaciones de violaciones de los derechos humanos y formular recomendaciones sobre ellos. (MRE - Nota Informativa 344-19)

                                             Foto / Organismos Internacionales en Ginebra, Embajadora Silvia Alfaro

Trabajo intenso de las delegaciones del Grupo de Lima al que nos dedicamos en estas últimas semanas casi en estado de gracia por tratarse de una causa justa y profundamente nuestra. Hemos estado más unidos y coordinados que nunca y hemos logrado demostrar que juntos somos una voz muy potente y podemos defender nuestros principios. Queda mucho camino por recorrer pues en América Latina aún no vemos la luz al final del túnel venezolano, y esperamos que el llamado de hoy, y el revés que sufrieron ayer en el Consejo de Derechos Humanos, permitan ver a quienes detentan el poder en Venezuela que es imperioso abrir espacios para que los propios venezolanos puedan encontrar por la vía democrática su propio rumbo. Algo fundamental que hemos podido bloquear hoy es la imposición de una visión del mundo que pretende justificar la vulneración de los derechos humanos bajo el pretexto del respeto al principio de la soberanía nacional. Muchos estados usan el falso discurso de la soberanía nacional, de la injerencia en asuntos internos, de la politización de los derechos humanos, para no permitir la rendición de cuentas. En América Latina no podemos darnos el lujo de permitir que esto pase desapercibido. Por eso ayer nos opusimos a una resolución sobre Venezuela promovida por Irán y Rusia, totalmente insuficiente con la gravedad de la situación. Hoy hemos conseguido con esta Resolución diseñada por los paises del Grupo de Lima con los paises de la Unión Europea y muchos otros países comprometidos realmente con los derechos humanos, poner el problema en su real dimensión. Es lo mínimo que merecen las más de 6000 víctimas de estos últimos dos años, las más de 400 mil personas en grave situación de salud en Venezuela, los casi 5 millones de venezolanos que viven repartidos en nuestros países en la région, y nuestra propias poblaciones que se preguntan qué está haciendo el mundo mientras todo esto está ocurriendo en nuestra sufriente América Latina.