BID aprobará US$ 1,000 millones para ciudades con más inmigración

                                                    Foto / Agencias DCO

El fondo está formado por US$ 100 millones del capital del Banco, US$ 100 millones más de otros donantes y US$ 800 millones de financiación en créditos "blandos" para proyectos de infraestructuras o de educación, entre otros.

(EFE) - El directorio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobará mañana (jueves) en Washington un fondo de US$ 1,000 millones para las ciudades latinoamericanas que están recibiendo más inmigrantes transfronterizos en poco tiempo, sobre todo a partir de la crisis venezolana.
"La idea es combinar recursos de concesión, como la donación que hoy anunció la ministra española de Economía, Nadia Calviño (de US$ 5 millones) con los esfuerzos de ahorro que vamos a hacer en el mismo Banco para cooperaciones técnicas, porque la realidad de Bogotá, Lima o Quito es distinta", dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.
El fondo está formado por US$ 100 millones del capital del Banco, US$ 100 millones más de otros donantes y US$ 800 millones de financiación en créditos "blandos" para proyectos de infraestructuras o de educación, entre otros, explicó el asesor de la Oficina de la Presidencia del BID Martín Bès.

 

                                                 Foto /  Robert Koltum (OCB)

El fenómeno de los movimientos migratorios ha existido siempre, pero nunca se había visto tanto incremento en los últimos años por varias causas, como en Venezuela, Siria y otros países árabes, constató Moreno en el seminario "Migración y ciudades: el camino hacia una integración inclusiva", organizado hoy por el BID y Telefónica en Madrid.
Esto es nuevo en Iberoamérica y sobre todo en América del Sur y los países adonde están llegando los venezolanos, o en Centroamérica, con los emigrantes nicaragüenses o los que llegan a México desde el Triángulo Norte.
Y supone un desafío para los países de acogida y sus servicios de sanidad, educación, vivienda, empleo e integración en las ciudades, donde el planeamiento urbano es fundamental, añadió Moreno.
El vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Axel van Trotsenburg, habló de problemas de "financiación" para la acogida de inmigrantes venezolanos en países de la región con ingresos medios, como Colombia, donde atender a 1.2 millones de personas supone el 0.5% del PBI anual.
"Nosotros podemos otorgar nuestros préstamos ordinarios, pero son necesarios recursos concesionales", pues se necesitan "cientos de millones de dólares en donaciones, pero el dinero no está", apuntó Van Trotsenburg.
Sobre Venezuela, añadió que lo urgente de Venezuela es la ayuda humanitaria, pero habrá que reconstruir el país es un "desafío enorme".
Moreno dijo que Venezuela supera los 18 meses de impagos con el BID, constató la urgencia humanitaria y afrontar la quiebra de los servicios públicos, las infraestructuras y el "colapso del sector privado".
"Son unas dimensiones nunca vistas en América Latina, que van a requerir de esfuerzos gigantescos" de instituciones como el BID y otros organismos multilaterales y donantes bilaterales.
El gerente del Gobierno colombiano para la Frontera con Venezuela, Felipe Muñoz, explicó que los venezolanos en su país pueden llegar para finales de este año a dos millones, así que el cálculo del 0.5 % del PBI para atenderlos está desfasado.
"Necesitamos cooperación internacional y donaciones para ayuda humanitaria" y otras necesidades, y los organismos multilaterales son esenciales, recalcó.
Muñoz reclamó un "modelo singular" para América Latina porque "no queremos el modelo europeo de campos, donde están excluidos".
El alcalde de Santiago de Chile, Felipe Alessandri, explicó que el país no estaba preparado (la ley de inmigración es de 1975) y los municipios han tenido que reaccionar. El 60% de los escolarizados de primaria de la capital son inmigrantes.
"Somos la ciudad con más inmigrantes, pero nos faltan recursos", como en otras ciudades latinoamericanas, y los gobiernos nacionales debe ser conscientes de ello, apuntó.